ES | EN | RU
Fronteras sin Límites
De hecho todo en la vida es una frontera sin límites: Un continuo atravesar lugares, situaciones, sueños, hechos y un sinfín de llanuras que auguran promesas, cambios de vida, y prosperidades infalibles. Sobre todo las fronteras que ofrece el mar por su extensión inmensa. 
 
Nada parece interponerse a la fuga de un lugar sin porvenir. La miseria y la desolación a veces obligan a vencer riesgos que podrían conducir a una prosperidad precaria.
 
Desde Africa las travesías se realizan en pateras. En otros lugares del Caribe son los balseros los que huyen hacia una nueva vida, sin tener en cuenta el riesgo de una inminente muerte. Con peores condiciones de viaje inician el exodo los inmigrantes de origen mexicano que intentan llegar a los Estados Unidos, se denominan “Wet Backs” , es decir Espaldas Mojadas. Dicho de otro modo: cruzan la frontera a nado.
 
Las ilusiones (avaladas por la codicia de los que facilitan esas huidas clandestinas), casi nunca consiguen lo que se les había prometido y acaban devorados por la muerte.
 
En realidad son muchos los entornos humanos que pueden ser fronteras fictícias; cuando los límites se borran en nuestras conciencias.
 
Basta con analizar los sucesos del día a día, para comprobar que las fronteras abiertas si no respetan la ética, acaban hundidas en el mar invisible de la vida.
 
La placidez del mundo no consiste sólo en dejarse llevar por el afán de salir de un pozo con la esperanza de encontrar llanuras.
 
El mundo puede ser un lugar plácido evitando desesperaciones sin necesidad de ofrecer pateras asesinas para engrosar bolsillos a costa de mentiras que llevan a la muerte.
 
La existencia sería un verdadero caos sin las defensas de los límites. Es decir: Sin ética.
 
Aunque puedan ser incómodas y a veces difíciles, sin ellas cabe que el mundo llegue a convertirse en un doloroso avance de un caos total.
 
Los límites son necesarios. Hasta los lagos y los ríos, los precisan, porque sin ellos no serían ni lagos ni ríos. Serían inundaciones mortales.
 
Mercedes Salisachs

Miguel Soler-Roig © 2017 Todos los derechos reservados · CLICWOW